lunes, 13 de noviembre de 2017

Reseña: El Extraño caso del Dr. Jekyll y Mr Hyde


Croniqueros:
Un 13 de noviembre pero de 1850 nacía R.L. Stevenson autor del famoso libro “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr Hyde” un libro que se ha vuelto representativo del género Terror/ Suspenso y que ha llegado a ser recomendado por el famoso Stephen King entre otros.

El libro apenas tiene 128 páginas, es una novela corta publicada en 1886.

¿La historia?

El libro nos cuenta las investigaciones realizadas por el abogado Gabriel John Utterson, acerca del extraño caso de su viejo amigo y notable caballero londinense y su relación con un dudoso personaje llamado Edward Hyde. El abogado fiel a su amigo envuelto en su preocupación supone que su cliente es víctima de algún tipo de chantaje.

Por otro lado en la segunda parte del libro la narración está en manos del propio Hyde, un hombre en el que se reúnen los peores vicios de la humanidad y que fácilmente encaja en la descripción de “encarnación del mal”.

¿Mi opinión personal?

Una novela corta de ágil lectura, que nos traslada de un inicio de novela negra al terror manteniendo el suspense en cada página.  Aún si ya conoces la historia una nueva lectura te permite percibir nuevos detalles escondidos en las impecables descripciones del autor.

La narración en tercera persona te mantiene enganchado y siguiendo paso a paso la investigación, sumergiéndote en la historia hasta su final.

¿Recomendada?

!Claro que sí¡ contando con varias adaptaciones al cine, videojuegos, series y hasta comics la historia está tan atractiva que vale la pena leer su versión original.

“No critico la herejía de Caín -solía decir con agudeza-. Yo siempre dejo que el prójimo se destruya del modo que mejor le parezca. 


lunes, 6 de noviembre de 2017

¿Qué es el NaNoWriMO? y ¿Por qué me inscribí?


Después de leer el título probablemente están preguntándose ¿Qué es el NaNoWriMo? Yo me preguntaba esto mismo hace un par de años.

Entonces: NaNoWriMo son las siglas en inglés del Mes Nacional de Escribir Novelas. Este proyecto consiste en escribir una novela durante el mes de noviembre de aproximadamente 175 páginas, o dicho en números grandes 50.000 palabras ¿Muchas palabras no?

Si eres de los que se asustan con esa cifra o ante la idea de empezar un libro, el NaNoWriMo es  la respuesta ideal para ti, aquí te planteas un desafío a ti mismo, completar tus 50.000 palabras antes del 30 de noviembre. En la página oficial encontrarás herramientas muy útiles para empezar.

En mi caso había pensado participar en este desafío hace dos años ya, pero veía pasar cada noviembre sin animarme a empezar la primera palabra. Ideas siempre nos sobran, las ganas seguro que están ahí, lo más seguro es que en medio de todo ese mundo de papelitos, notitas, cuadernos y archivos de texto que conservamos por alguna extraña razón, encontraremos muchas ideas y proyectos ansiosos por salir a la luz. Gracias a esta iniciativa el momento de esas ideas ha llegado.

Para sobrevivir tu primer NaNoWriMo:

Armemos un kit de supervivencia:
  • Algo de café no viene nada mal.
  • Ten a mano tus borradores y apuntes
  • Armate de toda la paciencia que tengas, si necesitas refuerzos… pídelos!
  • Mantén cerca una alarma, planifica espacios de tiempo adecuados para escribir y programa la alarma para recordarte que es hora de un descanso.
  • Agua! no olvides hidratarte. ;)
  • Descansa los ojos y los dedos conviviendo con tu familia o saliendo a tomar un paseo.
  • Intenta desconectarte para escribir tranquila.
  • La música siempre me ha inspirado ¿Qué tal va contigo un soundtrack para tu próximo best Seller?

Por último recuerda que para hacer el conteo final deberás subir tu novela en documento de texto, así que ve escribiendo en word o cualquier aplicación que uses, si escribes a mano pasa tus escritos a menudo a tu documento oficial.

No te compliques editando cada párrafo que escribes, la idea de este mes es escribir y escribir, cuando termine noviembre tendrás tiempo para las ediciones y correcciones.

Y claro no dejes que los nervios de escritor te ganen, no olvides divertirte mientras escribes.




Si quieres leer mis progresos pueden seguirme en mis redes sociales:

O en Wattpad

Para leer relatos cortos me encuentran en Sweek

Si prefieren leer microrelatos, frases, poemas y algo más pueden seguir mi cuenta de Instagram que se llenará de letras durante todo noviembre.

Y si quieren que lea y reseñe sus creaciones, solo tienen que escribirme un email o dejarme un comentario aquí y con gusto podremos colaborar juntos

!A escribir sueños¡

jueves, 2 de noviembre de 2017

Dulce Noviembre


¿El título les parece familiar?  
Sí! la película “Sweet november” es una de mis favoritas de todos los tiempos. Y uno de mis meses favoritos también es noviembre, aunque a veces sentimos que este mes se va muy rápido, imagino que por la ansiedad de que llegue fin de año.


Noviembre me servirá también para retomar las actividades en el blog, pero primero veamos el resumen de octubre:


Los que me siguen en Instagram (@CronicasdeMaite) notarán que me pase todo octubre muy entretenida con mi primer #Inktober. ¡Nada mejor que combinar instagram con dibujos! Debo admitir que me divertí mucho con esta actividad que consiste en subir un dibujo al día durante todo el mes.




También estoy participando en el desafío #100HappyDays que se inicia a partir del 23 de septiembre y dura los últimos 100 días del año, consiste en subir una foto en twitter o instagram por día, compartiendo aquellas cosas que nos hacen felices. En el blog les cuento como ha sido mi primer mes de 100 días felices.


Claro la celebración de Halloween no podía quedarse fuera, no olviden descargar su mini ebook con la historia de Halloween y algunos cuentos de terror. Espero que para ustedes haya sido una fiesta muy entretenida.



¿Y qué haremos en noviembre?


Noviembre es el mes del NaNoWriMo y ¿eso qué es? Es un proyecto para escritores que consiste en escribir una novela de 50.000 palabras durante el mes de noviembre, esta es también mi primera vez en esta actividad, así que deseenme suerte!


Como parte de NaNoWriMo se me ocurrió compartir historias también en instagram, cuentos cortos, poemas, frases y algunos relatos.


Y claro este mes no podía dejarlo pasar sin Activa tu blog, ya saben que se trata de una serie de actividades para promover la visibilidad en redes sociales de nuestros blogs. A partir de este mes hasta Enero trabajaremos con el hashtag #ATBNavidad. Si quieren participar, pueden hacerlo mediante nuestro grupo en facebook, en Whatsapp y si buscan más información visiten la web de Activa Tu Blog.




Como verán será un mes muy agitado, para organizarnos mejor les dejo un regalito de parte de la Revista Hey Mujer: Calendarios descargables!!! Si lo quieres en tamaño pantalla CLIC AQUÍ si usas iPhone CLIC AQUÍ y para android CLIC AQUÍ




Espero que este mes llegue lleno de emociones y alegrías y que sea un dulce noviembre!

lunes, 24 de julio de 2017

La Meditación con Mandalas


Si te das una vuelta por pinterest o instagram en busca de inspiración o de actividades para realizar, seguramente habrás encontrado personas coloreando mandalas, esta tendencia que se ha tomado las redes sociales es de hecho una terapia y una forma de meditación con orígenes muy antiguos. La palabra Mandala significa círculo en Sanscrito, y va más allá de un conjunto de formas simples, representa la unidad, la totalidad. Como terapia los mandalas pueden ser vistos como un modelo de la organización estructural de la vida, nos recuerda la existencia de un mundo más allá de nuestros cuerpos y mentes.
Los mandalas representan aspectos de la vida, la Tierra, el Sol, la Luna, nuestro círculo familiar, de amigos y comunidades. Podemos experimentar su belleza todos los días, para muchas culturas un mandala es un círculo sagrado.
¿Por qué los mandalas tienen esas formas? 

Son formas geométricas simples que no tienen principio ni fin, en su forma circular estos dibujos tienen el poder de la relajación, nos ayuda a equilibrar las energías del cuerpo, mejorar la creatividad, y lo mejor es que puedes conseguir todos estos beneficios mientras te diviertes coloreando.


¿De dónde vienen los mandalas? 

Como decía más arriba, encontramos patrones circulares en nuestro entorno constantemente, en todos los aspectos de la vida. El sol, el cielo, hasta en el núcleo de las células del cuerpo humano. Según una antigua ciencia basada en la Geometría Sagrada, este patrón habría sido creado por “las esferas entrelazadas que forman la matriz de la materia universal”. Suena complicado ¿no? Pero cuando te sumerges en las raíces antiguas de los mandalas y su uso en prácticas aborígenes alrededor del mundo, comienzas a entender mejor este concepto.
Por ejemplo, para los monjes tibetanos, los mandalas hechos en arena representan campos multidimensionales de conciencia espiritual y el estado de iluminación que te permite atravesarlos. Para los nativos americanos, la rueda de la medicina es una forma de mandala que simboliza el espacio ceremonial sagrado y el círculo de la vida. En general en diferentes culturas un mandala representa la armonía, la unidad, la integridad y la curación.

¿Cómo funcionan los mandalas?

Cuando escoges y usas un mandala para colorear, estas expresando tus deseos de curación y bienestar, reconociendo tu propio potencial ilimitado. Como terapia se entiende el mandala como un medio para crear un camino hacia el estado deseado, esto especialmente cuando dibujas o diseñas tus propios mandalas. 
Ya sea que busques experimentar la paz interior, expresar tu espíritu  liberar energías negativas, o cualquier propósito que tengas al colorear mandalas todo lo que tienes que hacer es establecer tu intención y despertar tus propios círculos sagrados, tus mandalas y empezar a colorear . Tan simple y a la vez poderoso.
Por increíble que parezca, simplemente coloreando mandalas, puedes lograr lo siguiente:
• Relajar y mejorar su meditación
• Equilibrar tu cuerpo, tu mente y tu espíritu
• Hacer una conexión espiritual
• Amplíe su creatividad
• Aumentar su autoconciencia
• Fomentar su autoexpresión
• Simplemente diviértete, solo o con tus amigos

¿Cómo pintarlos?

En internet encontraras una gran cantidad de modelos y diseños listos para imprimir y colorear, incluso encontraras aplicaciones para que puedas dar rienda suelta a tu creatividad en tu dispositivo móvil. 
Para empezar a colorear es mejor que escuches a tu intuición al escoger colores , pero si buscas algo especifico esta guía de colores puede ser de utilidad para ti:
  • ROJO de fuerza, energía y pasión
  • ROSA por amor, intuición y lo femenino
  • NARANJA para la creatividad, la transformación, la auto-conciencia y la intuición
  • AMARILLO para el aprendizaje, la sabiduría, la risa y la felicidad
  • VERDE para la curación física, capacidad psíquica, amor a la naturaleza y cuidado
  • AZUL para sanación emocional, paz interior y meditación
  • PÚRPURA para todas las cosas espirituales
  • BLANCO para el foco espiritual
  • NEGRO para el misterio, el pensamiento profundo y la individualidad

La meditación con mandalas es una terapia muy poderosa, una forma de expresión de nuestras necesidades espirituales y una herramienta para alcanzar ese tan ansiado equilibrio. Practícala a conciencia y con la mente abierta a explorar nuevas sensaciones.



"La visión integrada del mundo representado por el mandala, aunque ha sido abrazada por algunas religiones orientales, ahora ha comenzado a surgir en las culturas religiosas y seculares occidentales. La conciencia del mandala puede tener el potencial de cambiar la forma en que nos vemos a nosotros mismos, Y tal vez incluso nuestro propio propósito de vida. "
(De Mandala: viaje al centro, por Bailey Cunningham)




Pueden encontrar más ideas y diseños en mi tablero: Mandalas
(Editado de la entrada original de diciembre 2010)

jueves, 8 de junio de 2017

La melodía de Marle Capítulo I: La playa




Capítulo I

La Playa



La Playa de Aldahir  se encontraba en completa calma, sus aguas plácidas aunque oscuras reflejaban las dos lunas que alumbraban la noche. La brisa fresca que provenía desde el centro mismo de Lugha, un inmensurable océano, parecía acompañar con suaves movimientos las notas de una flauta lejana.


Un joven alto y delgado de larga cabellera se había detenido junto a esta playa, hipnotizado por  una melodía lejana, tan familiar que apenas podía contener los  recuerdos que luchaban por desbordar como olas de una tempestad. Las cuevas que se escondían en los alrededores amplificaban el sonido haciendo imposible identificar de donde provenía la música.


Marle, el joven caballero, sacó con lentitud una  flauta plateada diminuta de su alforja, la observó conteniendo lágrimas, había recorrido un largo camino, poblado tras poblado, desgastando sus pasos siempre detrás de ella, y finalmente estaba ahí al alcance de sus brazos, pero escondida en la oscuridad una vez más. 

Tocó  suavemente la flauta tratando de igualar las notas que bailaban en su mente.  Pretendía llamarla, esperaba que ella pudiera escuchar esa melodía tan querida para él, y lo recordaría todo. Pero a pesar de todos los deseos que impregnaban el aire, pronto aquella música que lo llenaba de esperanza, se extinguió, ni un suspiro, nada, soledad y viento.


Su caballo impaciente presentía el final de la tensa calma. Golpeaba la arena exigiéndole a su amo que se marchasen de allí. Ojalá y lo hubiera escuchado antes pues la arena dorada de la playa empezó a levantarse llevándose todo por delante, un brazo enorme, monstruoso, trataba de capturar también a Marle, quien veía  con desesperación como se perdía su caballo en medio de un vórtice de arena insaciable.


- ¿Esto es lo que quieres? ¿De verdad vas a obligarme a matarte? - Gritó con toda la fuerza que le quedaba.


El deseo de vivir, hizo que Marle corriera para salvarse, “vivir para pelear otro día” solía decir su abuelo, vivir para recuperar su mundo, diría Marle. 


Los estruendosos rugidos de la montaña de arena devorando a su compañero de viaje se iban acallando detrás de él. Su corazón acelerado fue calmándose y sus apresurados pasos se convirtieron en un eco solitario.


La noche y su silencio lo cubrían todo menos los  cansados pasos de un hombre  solo y sin dirección.


- Estaba tan cerca- Se lamentaba.


-¿Cerca de qué?- Una Endi muy pequeña había estado siguiendo al caminante en silencio.


Los Endi eran una raza amigable, de carácter alegre y hasta gracioso,  siempre y cuando se mantuvieran calmados y fríos. Eran hijos del volcán Endir y como era de esperarse habían heredado su temperamento.


- No quiero problemas. Si buscas comida solo puedo ofrecerte algo de pan duro y agua- le contestó Marle evadiendo su compañía. La pequeña no imaginaba que era aquello a lo que llamaba pan duro y porque despreciaba ese humano insensato los alimentos. 

La Endi olfateaba el camino hasta que se paralizó por un aroma desagradable casi nauseabundo.


- ¡Detente! una hija del mar estuvo aquí, ¡apesta a pescado podrido! -  el joven sorprendido giro hacia la criatura - ¿hija del mar? ¿De verdad crees en esos cuentos?- se apresuró a contestarle, mordiendo el labio para que la curiosa criatura no percibiera su inquietud.


Su conversación fue interrumpida por las manos heladas de una mujer de piel azul, ojos profundos, colmillos y garras aterradores. El joven se había quedado mudo. Ahí estaba después de tantos años,  la había encontrado. Pero ella parecía mirarlo sin reconocerlo. 


- ¡Kendria! - Exclamó tratando de obligarla a recordar, retenerla a su lado de alguna manera.


Pero las arenas de la playa los habían seguido silenciosamente. Aquella montaña de arena recobró su poderoso tamaño cayendo con toda su fuerza sobre ellos.


Los gritos se ahogaron en medio de la avalancha de arena y tierra que los engullía mientras la pequeña Endi se escondía. La montaña viva de arena creyó haber logrado su objetivo destruyendo al humano intruso y se alejo llevando con la delicadeza de un tesoro a la  hija del mar.


Marle había quedado inconsciente, el poderoso golpe le había arrebatado una vez más a la razón de su búsqueda y algo más, su pequeña flauta plateada. Poco después despertó buscando a Kendria, pero fue en vano. La hábil Endi salió de su escondite ofreciéndose a llevar a su nuevo amigo a un lugar seguro, lejos de los gigantes de arena y los apestosos hijos del mar.


Ambos se alejaron de la playa traicionera y fueron entrando a un pequeño poblado de humanos, algunas construcciones de piedra resistían los embates del tiempo y la sal del océano. Sus habitantes menos fuertes llevaban marcado en el rostro el cansancio de sus luchas.


Una pequeña posada se encontraba abierta a pesar de que la noche estaba muy avanzada. Un oxidado cartel de latón se movía a la par del viento golpeando las paredes carcomidas del lugar. Marle se había acostumbrado a lugares similares durante su viaje, pero la Endi que lo acompañaba podría ser un problema, no conocía las costumbres humanas y menos las suspicacias y desconfianza que esa raza  convertía con facilidad en miedo y odio.


No les quedaba otro camino, debían descansar, necesitaban alimentos y abastecerse para ir detrás de la hija del mar. Se aventuraron en la humilde posada esperando pasar inadvertidos, cubiertos con amplias capas. Adentro un cansando cantinero los recibió con una clara desconfianza, los viajeros se encontraron rodeados de miradas acusadoras, aunque no sabían que delito habían podido cometer.

Continuara...