miércoles, 8 de junio de 2016

Mujer mitológica: 1. Lilith



ANTECEDENTES:


La primera parte de este curso nos transporta a la mitología Judeocristiana para conocer a la protagonista de nuestro primer mito: Lilith.

Aunque se cree que este mito corresponde más bien a la cultura mesopotámica nos encontramos con una brevísima posible mención a esta primera mujer en la biblia,  donde se narran dos versiones de la creación; la primera: 
“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios los creó; varón y hembra los creó” lo que nos da a entender que existieron al mismo tiempo hombre y mujer.

La segunda aparece un poco más adelante, en el capitulo segundo del libro de génesis: “de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre” donde se hace clara referencia a Eva, considerada como la primera mujer.

Según este mito se representa a Lilith como un ser espontaneo, libre y de gran belleza  que en un acto de rebeldía se transforma en un demonio.


ORIGEN:


Si rastreamos en el tiempo el origen de Lilith, nos encontraremos en Mesopotamia donde se menciona a los demonios LILITU y ARDAT LILI, figuras femeninas familiares del demonio LILU, entre estos demonios femeninos prima el término “LIL” que se traduce como viento, aire o espíritu.

Algunos especialistas en el tema creen haber encontrado a Lilith también mencionada en “El poema de Gilgamesh”:

La diosa Ishtar (en Sumeria su nombre era Inanna) planta un sauce sagrado en su santuario, planificando utilizar la madera para construir un trono mágico. Pero cuando intenta talar el árbol, descubre en la base a una serpiente que no consigue hechizar, a un pájaro zu anidando en sus ramas y a la Doncella de la Oscuridad, Lilith, viviendo en el tronco. Cuando Gilgamesh mata a la serpiente, Lilith huye.

(Extraído de misterios.co)  

Se considera que esta mención se relaciona directamente con las representaciones graficas donde aparece una hermosa mujer desnuda, con pies de Zu (ave) alas y sosteniendo un anillo y barra de poder (símbolos usados para representar la feminidad en la actualidad)
OTRAS MENCIONES:


Más adelante la figura de lilith, seria transportada junto con los judíos exiliados de Babilonia que adaptarían el nombre a su fonética finalmente como Lilith derivada de LIL que para los hebreos significa: Noche, en esta interpretación Lilith aparece como un demonio de la noche, maligna, que usa las artes de la seducción en los hombres  para procrear más demonios.

En el Talmud judío encontramos mayores referencias a Lilith, como la primera mujer de Adán, creada por dios en respuesta a los pedidos del solitario primer hombre. Lilith compartía el paraíso con Adán pero se niega a ser sumisa ante él y no permite que se la obligue a tener relaciones sexuales, finalmente lo abandona, dejando también el paraíso. Finalmente se une a los espíritus malignos que habitan los alrededores del Mar Rojo donde daría a luz a más de cien demonios cada día convirtiéndose en la madre de los demonios.

En las antiguas leyendas musulmanas Lilith aparecerá como la consorte de Satanás y que de esta unión nace el demonio Dijin, Dios en castigo a su rebeldía mata algunos de sus hijos a diario, en venganza Lilith se dedica a capturar niños recién nacidos.

A partir de esta leyenda surge la tradición del siglo XVIII de un amuleto de Adán y Eva para protección de los recién nacidos, con la frase: “prohíbe la entrada a Lilith” y “protege a este niño de todo daño”.



Lilith Hebrea:


Después de tantos años de estudio Lilith sigue siendo un misterio, aún no se puede estimar su antigüedad o su origen exactos, así que para hablar de ella con la mayor precisión posible nos guiaremos en la Lilith Hebrea correspondiente a la mitología Judeocristiana que es donde encontraremos más luces sobre ella.

Como ya habiamos mencionado en el Talmud se la describe como una mujer hermosa y encantadora, con una perfecta figura y larga cabellera ondulada. Es considerada madre de gigantes y monstruos y en algunas versiones la emparentan con un animal de pelaje abundante.

La demonología cabalística la clasifica como uno de los siete demonios tradicionales, presentándola con un rostro humano, el busto desnudo y cola larga de serpiente, recordando a la serpiente tentadora del Jardín del Edén.

En la cábala se la vuelve a representar como un medio humano adquiriendo una dualidad opuesta. El Zohar sigue esta tendencia denominándola Hayo Bischat o “la bestia” de quien se cree descienden los monos.


Es así que podemos quedarnos con una Lilith que pasa de ser una hermosa mujer a un medio humano, animal hermoso y finalmente la bestia o demonio madre de demonios pero siempre se muestra como un ser lleno de pasión, rebeldía, misterio, tentación esto sin perder su imagen de libertad  e independencia, mostrando su fascinante dualidad.

Otro de sus aspectos más importantes es la fecundidad y la maternidad, que según describe la Cábala fue fecunda durante 138 años.



¿Cuál es la importancia de Lilith?


Por todo lo mencionado anteriormente podemos notar que la figura de Lilith se ha tornado ingrata y hasta terrorífica a raíz de su osadía de querer ser igual a su contraparte masculina: Adán, discutir su posición respecto a este e incluso abandonar el paraíso y caer en la peor osadía al pronunciar el nombre de Dios, pecados estos que en la concepción hebrea eran imperdonables y que nos dan pistas del papel que jugaba la mujer en este mundo.

Podríamos resumir este gran “pecado” a que Lilith abrió las puertas de lo oculto y prohibido, rompiendo con los paradigmas establecidos y trayendo el caos en respuesta a este acto de independencia se convierte en una exiliada y en el símbolo  del deseo irreverente de la mujer en desacato de lo establecido: matrimonio, familia. Para la mitología Judeocristiana Lilith es el resumen de todo lo que una mujer no debe ser y ejemplo de cómo el ser supremo castiga estas trasgresiones con el fin de mantener un orden sociocultural previamente determinado.


Esta es la razón por la que Lilith es la primera elegida para este curso sobre el papel de la mujer en la mitología, actualmente mantiene su importancia siendo un símbolo de la independencia femenina.
 
Lee el relato AQUI

MAITE 
 

11 comentarios:

  1. Guapa has recopilado una información genial sobre Lilith, me encanta, de hecho me lo bajo al ebook para leerlo con lápiz y papel porque esto me interesa un montón. Estaré esperando la siguiente mujer mitológica que traigas :)

    ResponderEliminar
  2. La mitología ne fascina desde niña y los arquetipos femeninos sobremanera así que he disfrutado mucho tu estudio, muy buena recopilación. Este es un ejemplo más de cómo el símbolo de una mujer independiente y libre siempre ha ido asociado a connotaciones negativo as y demoníacas, un saludo

    ResponderEliminar
  3. Que interesante Maite, yo había visto a Lilith como un personaje de supernatural de hecho, que no viene a cuento, pero nada, ahí fue donde lo había visto y en efecto se trataba de un demonio. Gracias por la entrada porque ha sido muy reveladora e interesante.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! has recopilado buena información. Por mi parte en saber si es o no verdad algo sobre este personaje prefiero mantenerme alejada porque me da un poco de miedito jejeje y es que no se, algo ha de haber ahí, en fin. saludos buen post

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante!! solo conocia la parte cristiana de Lilith: que era pelirroja, huyó del paraiso y entonces Diós creó a Eva. Creo que deberíamos reivindicarla más, sin volvernos demoníacas sino solo reclamando igualdad. Gracias por compartir la info :)

    ResponderEliminar
  6. Gracias por esta recopilación. Los arquetipos femeninos siempre nos despiertan gran interés. Son altamente complejos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por esta recopilación. Los arquetipos femeninos siempre nos despiertan gran interés. Son altamente complejos.

    ResponderEliminar
  8. Siempre me ha gustado la mitología, no conocía esta leyenda y estaré encantada de leer las próximas entregas.

    ResponderEliminar
  9. La mitología es un campo demasiado amplio, y en esta ocasión Lilith es uno de ellos, muchos pensaran que algo sobre natural, pero creo que no es así la mitología tiene sus cosas ciertas como otras no, espero tu nuevo personaje mitologico.

    ResponderEliminar
  10. Buenisimo encontrar sobre mitología femenina. Mi esposo es experto em mitología y me ha hablado de ella antes, pero la verdad no recordaba nada, ni siquiera la parte cristiana. Estar atenta a tu próxima entrega y ahora tendré como drescrestar a mi esposo con mis conocimientos gracias a ti sobre este tema.

    ResponderEliminar
  11. Saludos me gustan mucho estas iniciativas, sin embargo tengo una duda sobre las historias que tienes recopiladas. Precisamente la que relacionan a Lilith con la Épica de Gilgamesh, pues no pude encontrar tal párrafo altamente interesante; ni en las traducciones de la versión ninivita, ni en los estudios realizados en las tablillas antiguas de Yale y Filadelfia. Quizás sea parte de algún otro estudio que sinceramente me agradaría leer.
    ¿También quisiera saber cómo formar parte del curso? (o quizás no esté entendiendo muy bien de qué trata esto).

    ResponderEliminar

Gracias por escribirme, tus opiniones son muy importantes para este blog