miércoles, 17 de agosto de 2011

Planeando mis vacaciones

Continua la historia de Lizzy Mendivil

Planeando mis vacaciones

Ansiosos de despertar la mañana de domingo en las que paro por completo mis actividades laborales para compartir el día entero con mi pequeño. Pasar tiempo de madre e hijo, aquel preciado tiempo que ni el oro ni la plata del mundo me haría cambiar. Él sabe que justamente el domingo 21 de agosto iríamos a planear nuestras vacaciones juntos.

Amaneció con un sol radiante pero una mañanita fresca, me asomo a la ventana e inhalo aquel aire puro que alimenta mis pulmones y sacia mi alma. Con pijama y pantuflas todavía, mirando el cielo a través de la ventana me pongo a pensar en lo dichosa que soy: estoy con vida, tengo el privilegio de decir que conozco el milagro de la vida pues mi pequeño me lo recuerda todos los días al saludarme con un ¡Hola mamá! Y nunca vi sufrir a mi bebé por falta de techo y pan.

De pronto, escucho unos pasitos, sonidito que me hace volver en sí después de aquella meditación mañanera. Una vocecita muy dulce…

- “¿Mami? ¿mami? ¿dónde estás?”

- Sebas, corazón de mi vida, aquí, junto a la ventana.

Después de nuestro encuentro, después del fuerte abrazo de oso y beso, me hace recuerdo que tenemos que planear nuestras vacaciones. Preparo un rico desayuno, torta de chocolate como a él le gusta, leche fresca, donuts, frutas, cereal. Lo necesario para que mi bello Sebas crezca sano y fuerte. Desayunamos, limpiamos la mesa y manos a la obra.

Sebas trae su atlas universal y me señala con el dedo dónde quisiera viajar. ¿Qué país es ese? Sorprendentemente me señala Canadá.

-¿Qué te gustaría conocer de Canadá?

- Las cataratas del Niágara. Ya lo conocí por televisión, el otro día cuando me puse a ver uno de esos canales que tú me dices que vea para aprender más y más, mostraron videos y me impresionó bastante y me dije a mi mismo, yo quiero estar ahí. Pero mami, también tengo otra opción si es que no se puede ir a ese país, es España. Quisiera conocer ese país al que casi todos van, debe ser un país muy lindo para que los padres de mis compañeros se vayan a vivir allá.

-Sebas, a veces la gente no viaja solo por vacaciones como lo haremos tú y yo. Ya te iré explicando mejor. Y pues ahora, pongámonos a considerar tus dos opciones para elegir la más divertida.

2 comentarios:

  1. Lo que me enganchó de tu relato fue lo de las Cataratas del Niágara...verás, veo un programa por TV llamado Man vs. Food y recorrieron las delicias gastronómicas que hay por el lado canadiense; hay un rastaurant italiano que tiene un desafío de comer diez platos en una hora y media.

    Saludos afectuosos, de corazón.

    ResponderEliminar
  2. veo siempre ese programa , aunque muchos de los desafios terminan asqueandome , hay alguno que me encantaria hacer, un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por escribirme, tus opiniones son muy importantes para este blog