miércoles, 19 de octubre de 2011

Huyendo de la mediocridad



Enojada y frustrada, así podría resumirse como me siento ante tanta mediocridad, tan aterradora que pocos se salvan, enojada porque a veces parece que nos quedamos impotentes ante las injusticias, ante los errores y abusos que cometen personas que aprovechan sus cargos o posiciones para en lugar de brindar un servicio adecuado, darte con las puerta en la nariz, impotente ante la comodidad de algunos que bien podrían recordar que tienen la obligación de prestar un servicio y que en compensación perciben su salario u honorarios, y a pesar de ello te tratan como si los molestaras o erigirías algo fuera de lugar.
Frustrada porque donde miras todo es injusticia, corrupción , indiferencia, cansada tal vez de buscar formas de escapar del ambiente que te arrastra a ese lugar neutro donde nadie hace nada por nadie , donde se nos olvida que somos seres humanos y nos debemos a nosotros y a la sociedad el ser mejores.
después de analizar el problema , me preguntó ¿cual podría ser la solución? ¿acaso estamos nadando contra la corriente? Podría ser que la naturaleza humana es la mediocridad , si fuera así me alegra saber que en medio del mar de mediocres y conformistas , existen exótico peces nadando contra corriente para alcanzar sus sueños , encontrando sus metas aun en medio de dificultades, fijando sus ideales y continuando su rara especie preservando sus ideas en sus hijos y personas cercanas.
Se puede con tan solo una acción demostrarle al mundo entero cuanto valor tienes, no te quedes parado esperando que los días transcurran , corre, salta, vuela si es necesario, sobrepasa tus propios limites preconcebidos, borralos, olvida el miedo y las ganas de quejarte de todo, allá solo un poco más adelante esta el mundo que deseas, esta la familia soñada , el trabajo ideal y los éxitos que te mereces, solo necesitas estirar los brazos y alcanzarlos
MAITE cita

2 comentarios:

  1. Como yo digo el movimiento se demuestra andando, pasito a pasito.
    Me ha gustado visitar tu blog y leer tu grito contra la mediocridad.
    Te animo a seguir escribiendo y dejarnos disfrutar de tu ingenio.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. ¡Estas muy triste amiga!, ¿cierto?, se lee entre líneas, abandona un poco este mundo e internaté en la imaginación ¡se feliz! y regresa con toda esa dicha para ser la luz que se multiplica ...

    ResponderEliminar

Gracias por escribirme, tus opiniones son muy importantes para este blog