sábado, 30 de abril de 2011

La Luna y su vida III




Noche y Luna se dijeron sin palabras, que si la vida las había abandonado en aquel lugar, bien podrían ser compañeras de camino.
Ambas volvieron al polvazo camino olvidado, los antiguos habitantes de aquella región, perdieron una angustiosa lucha contra la arena, el desierto se trago el uno camino que pudieron construir, sin embargo Luna en su eterno transitar por el cielo había descubierto hace no mucho tiempo el sendero, siempre curiosa se preguntaba, hacia donde podría llega siguiéndolo, ahora que no tenia mas camino que aquel, sabría por fin hasta donde conduce.
Luna descubrió que el día podía ser muy bello , por fin sus ojos profundos como la noche , disiparon sus nubes , al sentir la luz abrasadora del sol , la reconfortaba y le devolvía el calor que la había abandonado , Noche sin embargo estaba abatida , el calor del sol la castigaba , implacable y  furioso , ya no podía seguir el camino , Luna decidió ayudar a su compañera , la dejo en un paraje con algo de sombra y se encamino sola a buscar agua y tal ves alimento.
Después de dar varios pasos , llego a un pequeño asentamiento de humanos , todos parecían ocupados en sus tareas , la mayoría eran mujeres y niños , pero por un instante pausaban sus  andares al verla pasar , Luna trataba de no ser vista , en ese momento hubiera querido ser invisible , empezó a molestarla un nuevo sentimiento que no conocía , una inquietante inseguridad recorrió su espalda, y el sol por fin logro su tarea , Luna se sintió abatida por el cansancio , el hambre, la sed y la fatiga , Luna no pudo mas y cayo pesadamente al suelo.
CONTINUARA

2 comentarios:

  1. no se, si este el blog al que me has invitado pq tienes muchos, pero si es este me ha encantado he pasado una tarde muy agradable leyende lo que aquí publicas, besos Nati.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nati , gracias por tu visita estas en el blog correcto , saludos

    ResponderEliminar

Gracias por escribirme, tus opiniones son muy importantes para este blog